Zorionak bitxito!

25 01 2011

Eleder ha cumplido hoy su tercer cumpleaños. Con todo el barullo de su fiesta no me ha dado tiempo casi a hacerle alguna foto. Afortunadamente he podido salvar un par de ellas para conmemorar el acontecimiento. ¡Crece rápido el tio! Ser padre es unas de las mejores cosas que he podido hacer y ver como crece feliz hace que se te olvide cualquier momento difícil que haya podido pasar.

Zorionak bitxito!!!!

 

ELEDER 3. URTEBETZEA
CUMPLEAÑOS

Anuncios




Chuck Prophet en el Kafe Antzokia

22 01 2011

El pasado 17 de Enero nos visitó Chuck Prophet en el Kafe Antzokia. No era la primera vez que lo hacía, ya que por Febrero de 2009 estuvo junto Giant Sand en el mismo escenario, en un concierto al que no pude asistir. En esta ocasión pude desquitarme y además para ver interpretar al completo el disco London Calling, de los míticos The Clash, en otro de los conciertos enmarcados en la iniciativa “We used to party!“. Además, el bueno de Chuck vino con una banda bautizada para la ocasión como The Spanish Bombs, y de la que forma parte el artista de culto underground neoyorkino Chris Von Sneidern, que fue el que abrió la velada en formato acústico.

Chuck Prophet & The Spanish Bombs - 1

Tras Chris Von Sneidern salió al escenario Johnny Green, antiguo road manager de los Clash. Durante unos minutos leyo unos fragmentos de “Nuestra rebelión personal”, libro en el que recoge su experiencia durante el tiempo que estuvo con The Clash. Lo hace en forma de novela: los personajes hablan en estilo directo y Johnny Green ejerce de narrador omnisciente.

Chuck Prophet & The Spanish Bombs - 7

Después le llegó el turno al que fuera lider de los desaparecidos “Green On Red”. En cuanto aparecieron en el escenario empezaron a retumbar los bajos de “London Calling“. Y de ahí al infinito. Parecía que los temas se iban a suceder en el mismo orden que en el disco y el alma de Strummer se apoderaba poco a poco de Chuck Prophet.

Chuck Prophet & The Spanish Bombs - 10

Chuck Prophet & The Spanish Bombs - 9

Brand New Cadillac“, el ska de “Jimmy Jazz“, “Hateful” y “Rudy Can’t Fail“. Para entonces todo el público estaba entregado y coreando todos y cada uno de los míticos temas. “Spanish Boms“, “The Right Profile“, “Lost in the Supermarket“, interpretada por la versión de Mikc Jones encarnado en Von Sneidern, se fueron sucediendo interpetados, unas veces de forma fiel al original y otras poniendo un toque personal. Porque como bien dijo Johnny Green, no eran una banda de versiones, sino una que interpretaba las canciones desde la emoción y el alma.

Chuck Prophet & The Spanish Bombs - 8

Chuck Prophet & The Spanish Bombs - 12

Y así revivimos aquellos años de rebeldía, sin ataduras ni obligaciones, coreando “Guns of Brixton“, “Clampdown“, “Death or Glory” o “I’m Not Down“, “Train In Vain“… Y así un “London Calling” que nos supo a tiempos pasados pero sin duda actuales. Porque esta música es de la buena, de la que no pasa de moda.

Como anecdota, el propio Chuck Prophet se puso en contacto conmigo para pedirme la última de las fotos que ilustran el post. Ya la tiene.

Puedes ver el resto de fotos de este concierto en mi galería de Flickr: Chuck Prophet & The Spanish Bombs





Mi nuevo Sigma 30mm f/1.4 EX DC HSM

21 01 2011

Tras tomarme un poco más en serio el tema de la fotografía de conciertos vi que los objetivos que usaba se quedaban un poco cortos. Fue entonces cuando me planteé ampliar la colección de lentes con esta. Consulté en foros y webs y vi opiniones de todo tipo, tanto a favor como en contra, pero al final me decidí por el pensando en que podría ser bueno para este tipo de fotografía de conciertos, en los que son necesarias grandes aperturas para conseguir algo de nitidez.

Una lente de apertura rápida llama siempre la atención y el Sigma 30mm f/1.4 EX DC HSM no es una excepción. Muchos fotografos que conozco han hecho de esta lente una de sus favoritas. Con un precio relativamente bajo, el enfoque automático rápido HSM, pequeño tamaño y buena calidad de construcción, hacen que este sea un objetivo a tener en cuenta para los que no nos podemos permitir objetivos “más profesionales”.

Con unas dimensiones de 75.5mm x 59mm y 430g, el Sigma 30mm f/1.4 EX DC HSM Lens es relativamente pequeño y en la categoría de peso mediano ligero. El diámetro de filtro de 62mm es algo inusual. La calidad de construcción es muy agradable y con un manejo muy cómodo. Se trata de un objetivo diseñado para cámaras no “Full-Frame” por lo que si este es tu caso deberías mirar otras alternativas.

El motor de enfoque interno HSM de Sigma (Hypersonic motor) es muy agradable, razonablemente rápido y muy silencioso. Esto hace que parezca aún más rápido. El elemento frontal no gira y permite un completo enfoque manual. El anillo de enfoque manual es suave pero sin tope.

BOKEH

El bokeh es agradable. Los colores son decentes, el contraste es bueno. La aberración cromática, aunque no ausente, está muy bien controlada. Si que aparece alguna distorsión de barril si las líneas rectas se encuentran cerca de los bordes y un ligero viñeteado en las esquinas cuando se encuentra abierto completamente. Pero nada inconveniente para la calidad que yo exijo a un objetivo de este precio.

Con una distancia mínima de enfoque de 40 cm, y con la amplia apertura f/1.4, las fotos de interiores son uno de los mejores usos para este objetivo. En mi caso, lo compré para fotografías de conciertos complementando al Nikkor 50mm 1.8 que ya tenía. Este último, además de tener una menor apertura, no me permitia tomar planos tan amplios como el 30mm. Aún así, el Nikkor 50mm es uno de los objetivos que os recomiendo, con una excelente relación calidad-precio. Quizás ahora me hubiese decantado por un 50mm 1.4, pero he aprendido muchísimo con este objetivo.

Sagarra

El Sigma 30mm f/1.4 EX DC HSM está disponible para monturas Nikon (mi caso), Canon, Sigma, Pentax y Minolta. Incluye un parasol no demasiado grande y una funda muy agradable y bien acolchada, aunque un poco rígida y grande para llevar en una mochila.





Viajando: Escocia (I) – Edimburgo y Glasgow

14 01 2011

Este viaje lo realizamos Arrate, Eleder y yo en Octubre de 2009 y ha sido uno de los viajes más especiales que hemos hecho.
Primero, por que era el primer “gran viaje” que hacíamos con el peque, que en esos momentos tenía poco más de año y medio, y por otra parte porque era un destino que nos hacía mucha ilusión visitar, tanto por el componente cultural como por la parte de naturaleza y paisajes. Y sin dudarlo un momento, es un destino que os recomiendo.

Hice muchas (muchísimas) fotos, pero no tantas como me hubiese gustado ya que teníamos una limitación muy importante: el tiempo. Quisimos ver muchas cosas en los pocos días de los que disponíamos. Esto hizo que tuviésemos que priorizar mucho a la hora de decidir los lugares a visitar y no pudimos quedarnos demasiado tiempo en cada lugar. Para poder tener un poco más de libertad a la hora de movernos optamos por tener contratados los alojamientos y alquilamos un coche para movernos de un lugar a otro.

 

ARTHURS SEAT

Nuestro primer destino fue Edimburgo, desde Bilbao y haciendo escala en Frankfurt. Llegamos por la tarde y enseguida nos dimos cuenta de que iba a ser una ciudad que nos iba a gustar. Muy cómoda, ya que las distancias no son excesivamente grandes y el transporte público funciona muy bien. Como podéis ver en la foto de arriba, la parte antigua es como de cuento.

El siguiente día amaneció bastante nublado y esa sería la tónica general durante todo el viaje. Afortunadamente tuvimos mucha suerte en lo climatológico ya que las previsiones antes de ir eran bastante desastrosas. En Edimburgo tuvimos la posibilidad de visitar la ciudad con bastante tiempo: La Royal Mile, el monumento a Sir Walter Scott, el castillo, el parlamento…

 

Sir Walter Scott Monument

El monumento a Sir Walter Scott, el escritor de novelas tan famosas como Ivanhoe o Rob Roy, es uno de los emblemas de la ciudad. De estilo gótico, fue contruido entre 1840 al 46. Si se quiere llegar hasta arriba hay que subir 287 escalones por una estrechisima escalera de caracol. Pero vale la pena. Las vistas que hay de la ciudad son únicas.

 

TEN TO SIX ON THE ROYAL MILE

Otro de los puntos de interés de la ciudad es la Royal Mile. Es el nombre que recibe la avenida que comunica el Castillo de Edimburgo con el palacio Holyroodhouse y que se sitúa en pleno corazón del casco antiguo. El recorrido de la Royal Mile es de 1,8 km de largo o una milla escocesa (de ahí lo de milla real). La Royal Mile es la principal atracción de la Ciudad Antigua (Old Town) de Edimburgo y pasear por ella es como viajar en el tiempo.

 

GLASGOW CATHEDRAL

Glasgow es la ciudad más grande de escocia (y la tercera del Reino Unido). Aquí solo estuvimos de pasada y es un contrapunto a Edimburgo, ya que se trata de una ciudad más moderna. Visita obligada es la catedral y el parque que la rodea, incluyendo el antiguo cementerio, entre cuyas tumbas se puede pasear.

El siguiente destino de nuestro viaje será la ciudad de Stirling con su majestuoso castillo, pero esto será en la siguiente parte.

 





Watching the Wheels

11 01 2011

Watching the Weels

Solo estoy aquí viendo como dan vuelta las ruedas
Me encanta verlas girar
Ya no monto el tiovivo
Solo tuve que dejarlo.
La gente me hace preguntas
Perdidos en confusiones
Bien, les digo que no hay ningún problema
Solo soluciones
Entonces me miran como si hubiese perdido la cabeza
Les digo que no hay ninguna prisa
Solo estoy aquí haciendo tiempo

 





En la web de The Brew

10 01 2011

La web oficial en España del grupo The Brew ha incluído dos de mis fotografías del concierto del grupo en el Kafe Antzokia en su sección PROMO. Tal como acordamos en su momento han identificado claramente la autoría de la foto, lo que es de agradecer.





Un paseo por Bilbao

9 01 2011

Un par de horas libres, la cámara en la mochila y ganas de hacer fotos. Palacio Euskalduna, Museo Marítimo, el Guggenheim, Puente de Calatrava, Isozaki Atea. Es difícil salirse de los tópicos cuando es este el recorrido. Y aún así, aún intentándolo, sientes que tienes que hacer esas fotos. Esas mismas que otros han hecho cientos de veces ese mismo día. Y estas son las que a mi me han salido. Como digo, he intentado escapar del tópico pero ha sido tarea difícil.

Juzguen ustedes mismos.

AITA ARRUPE ZUBIA

La ruta comenzó desde el Palacio de Euskalduna por el Paseo de Abandoibarra. Uno de los puentes, o pasarelas que cruzan la ría y que más me gustan es el de Aita Arrupe Zubia. Una pasarela peatonal con estructura metálica pero forrada de madera y con lineas modernas que nos lleva desde Abandoibarra a la Universidad de Deusto.

TALL TREE AND THE EYE

El siguiente e inevitable hito en el camino fue el museo Guggenheim. El museo nunca deja de sorprenderme. En la parte exterior queda uno de los vestigios de la exposición que hace poco protagonizó Anish Kapoor: Tall Tree And The Eye. Una instalación de bolas cromadas que luce realmente bien junto al titanio del museo.

THE EYE

TULIPANES Y PATATA

Desde el museo, el paseo te lleva hasta la polémica Pasarela de Calatrava y las torres de Isozaki Atea. Este conjunto ya fue motivo de algunas de mis fotos del año pasado. En esta ocasión intenté buscar una perspectiva original de las torres.

ISOZAKI ATEA 2

A partir de aquí, un cafecito en la Fnac, un vistazo a los últimos cómics y las novedades en los discos y vuelta por la Gran Vía y el Parque de Doña Casilda, regresando al Palacio Euskalduna y acabando en el Museo Marítimo.

GRUA CAROLA

GRUA CAROLA 2

Unas últimas fotos de la Grua Carola . La grúa Carola era utilizada en la construcción de embarcaciones para los astilleros Euskalduna. En su momento fue la de mayor potencia de las fabricadas en España.

Cuenta una anecdota que debe su nombre a una mujer que vivía en Deusto, y que todos los días cruzaba la ría camino al trabajo. Su belleza era tal, que paralizaba a su paso la labor de los obreros. Tal revuelo y retraso ocasionaba que el director de los astilleros, le ofreció un coche para llevarla; pero ella no aceptó y siguió cruzando la ría como siempre.

Ya se estaba haciendo bastante de noche y a pesar de tener un objetivo bastante luminoso no tenia a mano el trípode. Así que fin del paseo y vuelta a casa a revisar el resultado.








A %d blogueros les gusta esto: