Puente sobre el río Belagua

21 12 2011

RIO BELAGUA

_

Anuncios




Roma en un 500

20 04 2010

Roma en un 500

Un Fiat 500 cruzando uno de los puentes de Roma en una foto tomada desde un autobus. Al fondo el Castillo de Sant’Angelo, un monumento romano situado en la orilla derecha del río Tíber, a poca distancia de la Ciudad del Vaticano.

La foto está sacada con una cámara compacta desde el interior de un autobús en marcha. En la parte inferior izquierda se puede apreciar el reflejo en la ventana del autobús. Es uno de los primeros HDR que hice y seguramente ahora lo habría procesado de otra forma, pero prefiero dejarla como está, con todo ese ruido y seguramente algo sobresaturada.





Fotografiando nubes

7 04 2010

Si te gusta la fotografía de paisajes como a mi, entonces sabrás que las nubes pueden tener un impacto muy fuerte en la belleza y atmosfera de la fotografía.
Ya sean ligeros cirros o gruesos cúmulos humeantes, un día nublado es a menudo el momento perfecto para sacar la cámara. Pero ¿cómo fotografiar las nubes para obtener el mejor resultado? Echemos un vistazo a algunos métodos para hacer esto y de paso os enseñaré algunas de mis fotos en las que las nubes son las protagonistas.

Last exit to nowhere Puesta de sol en Quintanilla de Rucandio

La iluminación y los filtros

Tal vez una de las partes más difíciles para conseguir una gran fotografía de nubes es el hecho de que, a menudo, las nubes emiten una gran variación de la luz. En los grises de más profunda oscuridad de una nube de tormenta, podrías encontrar que los bordes son de color blanco brillante, sobre todo si el sol está detrás de la nube. Esto puede dificultar bastante la medición de la luz. Con las cámaras digitales, ahora es muy sencillo comprobar al instante si estamos sub o sobre exponiendo y corregir esto al momento.

WESTER ROSS ADVENTURE Ruta Wester Ross en Escocia

. Una opción para evitar esto es la utilización de filtros.
Podríamos utilizar filtros de Densidad Neutra que nos permiten exponer correctamente las nubes sin sobreexponer las luces de alrededor. Esto también ayuda en situaciones con un cielo brillante y un fondo oscuro y hace que tengamos menos trabajo en el post-procesado. El Photoshop está bien, pero es muchisimo más efectivo cuando ya tienes la foto correcta desde que disparas tu cámara.
Para obtener un buen detalle en las nubes también sería aconsejable un filtro polarizador, que ayudaría a mejorar el contraste interno de las nubes frente al cielo en el que se muestran. Otros filtros como el “Sky”, también pueden ser de gran ayuda.
No obstante, podemos obtener estupendas fotos simplemente con nuestra cámara y objetivo. Los filtros pueden ayudarnos pero no son imprescindibles. Todo es cuestión de un buen equilibrio en la exposición.

Winter Sunset 2 Puesta de sol en Somo, Cantabria

¿Qué hay de la composición?

Antes de nada, hay que recordar la regla de los tercios. Esta regla es especialmente necesaria en la fotografía de paisajes. Con ella en mente, necesitas determinar cuál será el elemento principal de la foto. Las nubes pueden ser el protagonista y dominar la imagen, o simplemente enriquecer el fondo. Tu decides.
Si quieres que el cielo (con las nubes) sea el elemento predominante, entonces realiza una composición en la que este ocupe los dos tercios superiores del cuadro. Haremos esto generalmente cuando las nubes nos ofrezcan un aspecto dramático: una tormenta, un patron de nubes que se repite, en definitiva, algo que aporte a la fotografía algo más que las propias nubes.

A Walk To The Beach Paseo hacia la playa en Somo, Cantabria

Si por el contrario quieres que las nubes sean un elemento que enriquezca un bonito paisaje, realiza la composición haciendo que el cielo ocupe el primer tercio. Esto hace que sea el paisaje el protagonista principal, y las nubes el secundario.
Ten mucho cuidado con los otros elementos de la composición, como señales de tráfico, postes electricos, edificios, etc. Muchas veces es difícil evitar que aparezcan y pueden “ensuciar” un poco la fotografía. En otras ocasiones pueden quedar bien dentro de la composicion: un arbol solitario, unos tejados…

Riders On The Storm Acercandonos a la tormenta, en Páramo de Masa, Burgos

¿Qué tipo de post-procesado necesitamos para las fotografias de nubes?

Incluso si has seguido todas las directrices anteriores para conseguir las fotos de nubes, probablemente todavía vas a necesitar un poco de trabajo en cualquier software de edición.

En Photoshop, en Lightroom o en GIMP, probablemente tocaremos algo los niveles y la saturación.
Otra forma de conseguir cielos dramáticos es generando una imagen HDR a partir de varias tomas con diferentes puntos de exposición. Esto nos asegura el equilibrio entre las zonas subexpuestas y las zonas sobreexpuestas. Con esta técnica hay que tener cuidado. Yo creo que el mejor HDR es uno que no parece un HDR. Pero todo es para gustos.

Se avecina tormenta Puerto de Lekeitio

A partir de aquí, no hay excusas. Las nubes siempre son diferentes. Solo hay que sacar fotos.

Puedes ver más ejemplos de nubes en mi álbum Nubes/Clouds, en Flickr:

Galería de fotos de Nubes en FlickrTraducido y adaptado libremente de: “How Photograph Clouds” en Light Stalking





“Se avecina tormenta”, el HDR

3 02 2010

Se avecina tormenta
Se avecina tormenta

Esta es una de mis primeras fotos utilizando la técnica del HDR. Se trata de una vista del puerto de Lekeitio y está realizada a partir de tres tomas con diferentes exposiciones.

La técnica de HDR permite que todas las zonas de la fotografía queden perfectamente expuestas, aunque tengan niveles de luminosidad muy diferentes y contrastados. Con esto se consigue obtener detalle en toda la fotografía aunque una única toma tenga un gran contraste entre las altas luces y las sombras.

Dado que el ojo adapta la visión localmente y la cámara solo toma una exposición para toda la escena, cuando hay mucha diferencia de luminosidad en dos partes de una misma escena, lo que refleja la cámara es diferente a lo que nuestro ojo ve. En la fotografía hay zonas muy oscuras y muy claras que con el ojo vemos correctamente. HDR es una técnica para intentar disminuir esa diferencia.

Técnicamente, esto se hace combinando varias versiones de la misma imagen pero cada una con un tiempo de exposición diferente.
Para conseguir una buena imagen HDR, tenemos que trabajar en dos campos: con la cámara y con el ordenador.

1º. Con la cámara:

Tenemos que tomar varias tomas de la misma escena con diferente exposición para conseguir detalles tanto en las sombras como en las luces. Ya nos encargaremos luego de unirlas en una sola foto con el ordenador.

El trípode se hace casi imprescindible, ya que las diferentes tomas deben ser de la misma escena, y para asegurarnos, lo mejor es tener la cámara fija. Aunque si no se dispone de trípode, con habilidad se pueden conseguir resultados aceptables, ya que el ordenador nos permitirá después “alinear” las diferentes tomas.

Se pueden tomar la cantidad de imágenes de la misma escena que se deseen. Si la diferencia de luces no es muy grande, con 3 puede bastar. Si no, se puede probar con 5 o incluso más.

¿Qué exposición requiere cada una? Lo más fácil es utilizar bracketing (configurado, por ejemplo, con -2EV y +2EV), si tu cámara lo permite. Esto es, la cámara toma la medición de la luz, toma una imagen con esa medición y luego toma imagenes con más tiempo de exposición y con menos, automáticamente. Solo se tiene que pulsar el disparador. Si no, se puede tomar la lectura de la cámara y utilizar el modo manual de la cámara, y así ir cambiando la exposición hacia arriba y hacia abajo de la medición (por ejemplo, hasta 3 puntos por encima y por debajo).

Es posible incluso obtener las varias exposiciones necesarias para generar una imagen HDR con una sola toma si se ha tomado en RAW. Los archivos RAW contienen más información que un JPEG y para este caso puede ser muy útil. Generalmente un RAW se puede “revelar” hasta 1 punto por debajo y por encima de la exposición de la toma como si hubiese sido tomada con esa exposición, lo que permite recuperar partes de las zonas más ocuras y claras de la imagen.

“Revelando” un RAW 3 veces: exposición a 0EV, -1EV y +1EV, tendremos las 3 tomas necesarias para generar la imagen HDR. Solo un punto por debajo y por encima no va a aportar tanto como 2 o 3, pero ¡no hemos necesitado trípode! Además, si es una escena con movimiento, el tomar 3 tomas diferenten no va permitir alinearlas correctamente y esta es la única opción.

La siguiente fotografía es una ejemplo de HDR a partir de un solo archivo RAW:

TEN TO SIX ON THE ROYAL MILE

2º. Con el ordenador:

Ahora que ya tenemos varias tomas con diferente exposición, tenemos que unirlas en una sola. Para ello existen varios programas. Los más utilizados son el omnipresente Photoshop y Photomatix.

Con Photomatix se consiguen efectos más “extremos” que con Photoshop y su manejo es bastante sencillo. Bastará indicar al programa cuales son los archivos que queremos unir en una sola foto HDR y el programa se encargara de fusionarlas, permitiendonos después modificar los parametros de fusionado para obtener la imagen deseada.

Los efectos conseguidos con esta técnica pueden ser espectaculares, pero debemos tener cuidado de no pasarnos ya que el objetivo es que la foto quede como la vieron nuestros ojos y no como algo artificial, cosa bastante habitual en los HDR que se pueden ver por internet.

Animaos a probar esta técnica y ya me contareis que tal os va.

Podéis echar un vistazo a las impresionantes galerias de fotos HDR en:

Para saber más sobre HDR:








A %d blogueros les gusta esto: