Primera aproximación a la Fotografía Nocturna

6 08 2010

Esta foto es mi primera aproximación a la fotografía nocturna. A las 2 de la mañana, y acompañado de Eleder (grande, no txiki) y un par de cervezas nos bajamos a la playa de Atxabiribil, en Sopelana y de todas las fotografías que hicimos en casi dos horas he rescatado esta.

Nocturna en Atxabiribil

Exposición: 30 sg.
Apertura:f/3.5
Lente: 18 mm
Velocidad ISO: 200

Después de esta primera incursión os dejo algunos consejos y conclusiones que me hubiese venido bien conocer de antemano.

Para conseguir unas buenas fotografías nocturnas tan sólo necesitas un trípode, una cámara que permita ajustar la velocidad de exposición para más de 4 segundos y un disparador remoto por cable o infrarrojos, aunque como en mi caso, esto se puede sustituir por el temporizador de la cámara.

Siguiente regla: No intentes hacer fotos nocturnas cuando esté completamente oscuro. La mayor parte del tiempo no hay luz suficiente como para conseguir buenas fotos. En el caso de mi foto, aparte de las luces del fondo del horizonte, en la parte trasera, como a unos 100m había unas farolas amarillas que aportaban un poquito de luz. Una buena hora hacer las fotos durante la comúnmente llamada “hora azul” porque hay luz suficiente como para conseguir buenos resultados. La siguiente es un ejemplo de foto sacada en la hora azul.

Zubi Zaharra Gauez

Otro consejo: No uses la apertura (número f) más alta o más baja, usa una apertura media como 4 o 5.6 Haciendo esto reduces el halo de estrella alrededor de las luces que hace que se vean antinaturales. Esta también es una razón por la que es mejor sacar este tipo de fotos durante la hora azul; si la diferencia entre la oscuridad y las luces es muy grande dichas luces saldrán con esos halos estrellados a su alrededor. Esto es algo que yo no apliqué en mi foto y que a buen seguro me hubiese venido bien conocer de antemano.

No uses los modos de prioridad de apertura o exposición de tu cámara; usa el modo manual y haz una serie de fotografías con apertura f4 o f5.6 y tiempo de exposición con 4, 6, 8, 10, 15, 30 segundos. Es posible, siempre que tu cámara lo permita, realizar tiempos de exposición más largos utilizando el modo bulb con disparador remoto o un temporizador. Intenta esto unas cuantas veces al principio, después de un tiempo sabrás cual es la velocidad más apropiada para tus fotos nocturnas (dependiendo de la luz ambiental).

En cuanto al postprocesado, si las fotos están correctamente enfocadas, normalmente no es necesario editarlas. Como mucho variaciones con el equilibrio de color si han quedado demasiado amarillas o verdosas.

Si tienes una cámara, un tripode y un poco de tiempo, ya no tienes excusas para no hacer fotografías nocturnas.

Anuncios

Acciones

Information

One response

2 09 2011
Tercera aproximación a la fotografía nocturna « Eneko Garcia Ureta | Fotografía

[…] Primera aproximación a la fotografía nocturna […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: