El retrato

22 01 2010

ARRATE 2

Arrate

Uno de los temas recurrentes en la fotografía es el de los retratos. Hay un par de consejos bastante útiles a la hora de realizar este tipo de fotografías.

Generalmente, se suele considerar el retrato como la fotografía de un sujeto que abarca desde su rostro hasta la mitad del pecho, hasta aproximadamente un palmo sobre el ombligo. Evidentemente, esto no es una verdad absoluta -una fotografía de las manos también puede considerarse un retrato-, pero es un buen punto de referencia para iniciarnos.

Al fotografiar a personas es muy importante que se les vea bien. Es conveniente emplear fondos no demasiado llamativos ni recargados que puedan distraer la atención -el sujeto es lo más importante- y, si es posible, situarlos fuera de enfoque. Hay muchas formas de resaltar la fisonomía del personaje jugando con la luz, el fondo, la perspectiva y la composición. En el caso de la luz, es importante que el sujeto tenga sombras en la cara que resalten sus facciones, si no es así, aparecerá una cara “plana” sin relieve. Una luz lateral puede ayudar.

En el caso del fondo, es recomendable quitarle importancia haciéndolo borroso. De esta forma se resaltará al sujeto. Para ello hay que contar con una profundidad de campo pequeña. Hay dos formas de disminuir la profundidad de campo, aumentar la apertura de diafragma (número f bajo), y aumentar la distancia focal (zoom alto). Aumentando la distacia focal con el zoom modificamos también la perspectiva, acercando el fondo y haciendo la imagen más plana. De esta forma evitamos deformar la cara del sujeto. En la práctica, en lugar de acercarnos al sujeto, nos situaremos algo más lejos utilizando un zoom más alto.

Eleder

Eleder, con 7 meses

En cuanto a la composición, depende de si se quiere hacer un primer plano o no. En cualquier caso hay que tratar de que el sujeto ocupe buena parte de la imagen. Los encuadres a utilizar serían los siguientes:

  1. Primerísimo plano. Parte del rostro.
  2. Primer plano. El rostro ocupa la totalidad de la imagen.
  3. Plano medio. Rostro, hombros y pecho, hasta codos.

Cada uno de ellos aporta matices diferentes a la fotografía. Por ejemplo, un primerísimo plano suele aportar carga emocional a la foto, resaltando detalles.

El retrato siempre es algo “personal” y por tanto estos consejos son solo una guía que podemos saltarnos para dar a las fotos un toque “personal”.

Para saber mas del tema:

El retrato fotográfico: Tipos de Planos
7 Claves del Retrato
Esquemas para iluminar retratos
El Retrato – Las imperfecciones del acercamiento

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: